La Defensa recuerda que la decoración navideña luminosa debe indicar la potencia y el marcado CE

 
 
 
Es importante que se tenga especial precaución a la hora de adquirir guirnaldas luminosas para la decoración navideña, por su potencial riesgo para la seguridad al tratarse de un producto eléctrico.

Por ello, es recomendable comprar estos productos en establecimientos de confianza, verificar que están adecuadamente etiquetados con la información en español y que identifican claramente a la empresa responsable, indicando el nombre o razón social, su dirección y otros datos de contacto.

La etiqueta debe indicar las instrucciones de uso y las advertencias de seguridad, así como informar de la potencia nominal y las normas para el cambio de bombillas cuando las mismas sean reemplazables. Asimismo, las guirnaldas deben llevar el marcado CE, que acredita el cumplimiento de la normativa europea de seguridad, e indicar claramente si son para uso interior o exterior, en cuyo caso deben tener un recubrimiento resistente a lluvia y la humedad. Si una luminaria no indica de manera expresa que es apta para uso exterior, no debe instalarse en ningún caso en fachadas ni en zonas expuestas a inclemencias meteorológicas.

 
En cuanto a su ubicación, las guirnaldas deben ser colocadas en lugares alejados de fuentes de calor, materiales inflamables y otros elementos que puedan sobrecalentarse. Igualmente, se deben instalar lejos del alcance de niños y niñas, y apagar a la hora de dormir o al salir de casa, para evitar riesgos de seguridad.

Si se reutilizan las guirnaldas adquiridas en años anteriores se deben revisar cuidadosamente las bombillas, las conexiones y el cable, comprobando su correcto funcionamiento. Si las bombillas son reemplazables, se deben sustituir por otras del mismo voltaje, siempre con la luminaria desconectada de la red eléctrica.

Por último, se recuerda que se debe conservar la factura o el justificante de compra, ya que es imprescindible para posibles reclamaciones o devoluciones. Asimismo, es recomendable, siempre que sea posible, realizar las compras en establecimientos adheridos al Sistema Arbitral de Consumo, lo que garantiza que cualquier posible discrepancia pueda quedar resuelta de forma rápida y gratuita, sin necesidad de acudir a los Tribunales. Igualmente, se recuerda que todos los establecimientos que presten servicios en España deben contar con hojas oficiales de quejas y reclamaciones o método alternativo de resolución de conflictos y ser informado el consumidor de los mismos. 

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, puede contactar con LA DEFENSA, un servicio gratuito de información y asesoramiento a los consumidores y usuarios.

Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono del consumidor 900 90 10 50, de la página web ‘www.defensajuridicaconsumidor.es’, del correo electrónico (info@defensajuridicaconsumidor.es), del perfil de Twitter y el de Facebook.

También se puede recibir asesoramiento en las delegaciones territoriales de Consumo presentes en todas las capitales de provincia, así como en las oficinas municipales de información al consumidor (OMIC), y en las organizaciones de consumidores y usuarios.