Hace cerca de 5 años, una plataforma de consumidores, se organizó en Internet  para promulgar y promover un manifiesto en el que declaraban que la Reparación es mejor que el reciclaje. El manifiesto contenía una serie de principios que te exponemos a continuación y al que nos unimos hace unos años:

  • Reparar es mejor que reciclar.
  • Hacer que nuestras cosas duren más es más eficiente y más económico que reciclarlas para obtener materias primas.
  • Reparar salva el planeta.
  • La tierra tiene recursos limitados, no podemos seguir con un proceso de producción lineal para siempre.
  • La mejor manera de ser eficiente es reutilizar lo que ya tenemos.
  • Reparar ahorra dinero.
  • Arreglar las cosas suele ser gratis, y normalmente más barato que reemplazarlas. Reparar tú mismo las cosas te ahorra mucho dinero.
  • Reparar enseña tecnología.
  • La mejor manera de entender cómo funciona algo es desarmándolo.
  • Si no puedes repararlo, no es tuyo.
  • La reparación conecta a las personas y los aparatos, creando vínculos más allá del puro consumo.
  • Reparar uno mismo las cosas es sostenible.
  • Reparar te conecta con tus cosas.
  • Reparar enriquece a los individuos.
  • Reparar convierte clientes en colaboradores.
  • Reparar hace que te sientas orgulloso de poseer.
  • Reparar cosas les da alma y las hace únicas.
  • Reparar es independencia.
  • Reparar requiere creatividad.
  • Reparar es ecológico.
  • Reparar es divertido.
  • Reparar es necesario para entender tus cosas.
  • Reparar ahorra dinero y recursos.

Queremos tener derecho a:

  • Abrir y reparar nuestras cosas sin anular la garantía.
  • Aparatos que puedan ser abiertos.
  • Códigos de error y diagramas de cableado.
  • Instrucciones de diagnóstico y diagramas de flujo.
  • Documentación para cualquier cosa.
  • Poder escoger nuestro propio servicio técnico.
  • Quitar las pegatinas de “No quitar”.
  • Reparar cosas en la intimidad de nuestro hogar.
  • Reemplazar cualquier consumible nosotros mismos.
  • Aparatos que no requieran herramientas propietarias para ser arreglados.
  • Disponibilidad de recambios a precios razonables.

El Manifiesto continúa abierto a adhesiones, así que te adjuntamos aquí más detalles y el enlace a la plataforma.